LAS LATAS PARTICIPA EN “RETIRO EN POSITIVO”

Último día del mes de junio de este extraño verano madrileño que se nos ha plagado de nubes. Vecinas y vecinos de Distrito Retiro se reúnen, una vez más, bajo el puente de Pacífico, esta vez convocados por la iniciativa “Retiro en Positivo”. El objetivo es dar a conocer y conocerse, mostrar y dejarse enseñar. Compartir experiencias artísticas, sociales, comunitarias. Procurar, al fin, tejer colectivamente una red ciudadana poderosa y consciente.

La plataforma ciudadana “Retiro en Positivo” la componen vecinas y vecinos de Distrito Retiro que pretende poner en valor su reconocido patrimonio histórico, social, deportivo y cultural (en el que se incluyen el Panteón de Hombres Ilustres, la Nave de Motores de Metro de Madrid, El Retiro, el Museo del Prado o la Cuesta de Moyano), así como otros activos ciudadanos tales como los cuarteles de Daoiz y Velarde o las inmediaciones de la plaza de Las Californias.

Asociación Garaje aprovechó la oportunidad para hablar del proyecto Las Latas junto a Adri y a Fermín, dos vecinos que no sólo participan de las actividades, sino que son puntales fundamentales de Las Latas. Su emotiva presentación dejó claro que Las Latas no sólo es un proyecto comunitario, sino que es un espacio de colectivo que deja una impronta afectiva en todas las personas que lo componemos. Además, a lo largo de la mañana intervinieron:

Asociación de Amigos de los Gatos del Retiro.

Asociación de Amigos de los Jardines del Buen Retiro.

Asociación de Comerciantes del Mercado de Pacífico.

Asociación Mujeres Progresistas de Retiro.

Asociación REIM.

Asociación Vecinal Los Pinos Retiro Sur.

Centro de Mayores Pérez Galdós.

Centro de Mayores Pez Austral.

Centro Social Seco.

Coral Polifónica de la Villa de Madrid.

Escuela Infantil Las Nubes.

Espacio Adolescente “A nuestro rollo”.

Espacio de Igualdad Elena Arnedo.

Real Jardín Botánico de Madrid.

Taller de Dinamización de Retiro.

Finalmente, pudimos disfrutar de las actuaciones flamencas del Centro de Mayores Pérez Galdós, la bellísima música tradicional de Sonidos de la Tierra y la Colla Castellera de Madrid. Y, como no, de paella, que une tanto o más que un buen proyecto social.

LAS LATAS CELEBRA LA LLEGADA DEL VERANO

Se acercaba el solsticio de verano y con él las celebraciones de San Juan. En el barrio de Las Latas es ya tradición festejarlo por todo lo alto. Como os estaréis preguntando qué hicimos en esta fecha tan especial, ¡vamos a contaros!

Empezamos la jornada con un torneo de fútbol 7 en el que Las Latas F.C. jugamos contra dos equipos de Fundación Naif en el campo de Adelfas. El sol va calentando el terreno de juego en el que será el día más largo del año. Al poco tiempo, los dos banquillos de los equipos que están jugando ya están en otra localización improvisada a salvo del sol. Las familias al completo han venido a animarnos. ¡Nadie se quiere perder el último evento de la temporada! Los partidos transcurren con normalidad. Las Latas F.C. comienza a notar el cansancio que se acumula al ir jugando minutos contra rivales de más edad. Aunque eso no nos impide seguir dando el cien por cien como equipo. Después del torneo, aprovechamos para tomarnos unos refrescos entre las sombras que nos iba ofreciendo el parque. En esta época del año, la vegetación deja pasar sutilmente unos haces de luz color amarillo que rebotan en los arbustos y las flores de las plantas menos altas.

Por fin, después del merecidísimo descanso, charlamos entre las familias, amigos y vecinos sobre la actividad comunitaria que haremos por la tarde. Ésta no es otra que una yincana en pleno parque, un cuentacuentos y, para terminar, una magnífica batucada hecha, cómo no, ¡con latas! Ya ha llegado la tarde y la hora de más calor ha quedado atrás. Con la yincana ya montada comienzan a venir los y las niñas de Las Latas y algún otro de otro barrio que se apunta en el último momento. Después de acabar de mojarnos en el parque con la excusa del verano y la yincana, vamos a divertirnos y a aprender al cuentacuentos. ¡Está claro que el barrio está vivo y quiere celebrar!

Está atardeciendo en el barrio de Las Latas y los y las peques del espacio socioeducativo del proyecto de Las Latas están reunidos tramando algo. El primer jaleo lejano empieza a notarse, van llegando y nos sorprenden con su maquillaje y sus instrumentos totalmente artesanos hechos a partir de latas, imaginación y mucho amor. Las personas que se encuentran en las inmediaciones se acercan al oír la canción de Las Latas. Primero por la propia canción, después se quedan asombrados por la ornamentación de los instrumentos.

Pero lo que más engancha es el salero y el carisma con el que los chicos y las chicas de Las Latas van marchando en formación de batucada a un mismo son. Un son de alegría, de amistad y de identidad comunitaria. Un son con el que quedó inaugurado el verano:

¡Mira quiénes somos,

Las Latas!

¡Escucha cómo suena,

Las Latas!

¡Canta con nosotros,

Las Latas,

Las Latas,

Latas, Latas!

 

LATAS CONTRA DRAGONES: LAS LATAS F.C. RECIBE EN ADELFAS A DRAGONES DE LAVAPIÉS

Es lunes y hace una semana que participamos en el torneo por categorías de fútbol sala de Lanzamos Pacífico, con bonito resultado. Es un día perfecto para mantener el nivel competitivo que llevamos tiempo perfeccionando. Esta vez nos acompañarán Dragones de Lavapiés, una iniciativa deportiva vecinal del barrio de Lavapiés que entiende el fútbol como una oportunidad para la construcción de comunidad. Nuestro rival, que viste de amarillo, luce un amplio banquillo y un cuerpo técnico muy dedicado. Su fama les precede y entenderemos el porqué en cuanto empiece el encuentro, va a ser un partido disputado y emocionante a partes iguales. Una vez llegan Dragones de Lavapiés al campo de Las Latas, en el Polideportivo Adelfas, no tardamos en ponernos al día, no en vano nos conocemos de diferentes espacios y somos todos amigos, amigas y gente conocida.

El ambiente distendido dura hasta que ambos equipos se dirigen a ocupar sus diferentes posiciones en el campo. Nuestro capitán, entonces, se dirige voluntariosamente hacia el otro equipo con una clara intención hospitalaria. Les ofrece balones para que puedan calentar realizar un calentamiento como si estuvieran en casa. También les indica dónde están los vestuarios y cuál es el grifo del agua más fresquita que hay en las instalaciones. Dragones de Lavapiés aceptan encantados todo lo que les ofrecemos. El ambiente de deportividad y de jornada recreativa está garantizado. Las familias ya están situadas en los bancos exteriores del campo, donde la sombra los cobija amablemente de un sol de justicia. Las pancartas están listas, las familias en pie muy atentas y la canción de Las Latas está sonando por primera vez en un evento comunitario. Todo ello acompañado por la gran presencia que aporta la enorme lona del escudo de Las Latas F.C.

El silbato da comienzo al partido con un pitido que retumba en los edificios colindantes. En el primer minuto, Las Latas F.C. deja obsoleto el empate a cero con el primer gol del encuentro. La ventaja inicial nos da algo de confianza y un leve margen para respirar algo más tranquilos, más aún cuando a los pocos minutos volvemos a materializar otra ocasión de gol. El inicio de la primera parte tiene un equipo que claramente está dominando el juego, pero acabará pronto. Dragones de Lavapiés no tarda en comenzar a imponerse con un estilo de juego ofensivo y que pretende aprovechar la más mínima oportunidad que consigan crear en campo contrario. Así es como comienzan a llegar los goles de Dragones al marcador. Se siguen sucediendo ocasiones a partes iguales. Las Latas pierde el liderazgo en el marcador para pasar a compartir un empate. Se van sucediendo los goles dando ventajas momentáneas a alguno de los equipos hasta que llegamos al descanso de la primera parte.

Al comenzar la segunda parte, Dragones de Lavapiés consigue una clara ventaja. Primero por un gol, después intenta amedrentarnos con varias ocasiones y consiguen otro gol más. No en vano acaban imponiéndose con un tercer gol de ventaja. El marcador ha pasado de un empate a cuatro goles a un cuatro a siete algo doloroso. Estamos ante una oportunidad para reforzar el trabajo en equipo y reconvertir la frustración en acción. El equipo no pierde el ritmo y enfría la cabeza. El plan está claro, hay que mantener un juego de toque por la banda derecha y mantenernos en las posiciones de cada uno. Es así como, poco a poco, comenzamos a tener ocasiones. No entran, pero es cuestión de tiempo. ¡El gol llega! Queda todavía un duro camino hacia la remontada, así que el capitán recoge la pelota y la vuelve a situar en el centro del campo, no hay tiempo para celebrar. Acaba llegando otro gol, estamos a tan sólo un gol del empate y quedan menos de noventa segundos de partido. El tiempo se va agotando fugazmente mientras parece que el juego avanza a cámara lenta. Dragones de Lavapiés recupera un balón, se dirige hacia nuestra portería y chutan fuera. Entonces Javier coloca el balón para hacer un saque largo a la otra portería. El equipo completo sube al ataque, quedan pocos segundos.

El saque largo atraviesa casi la totalidad del campo con un vuelo raso y poco parabólico. El primer bote se produce en una parte crítica del área contraria propiciando que el balón coja una altura y velocidad que lo dirigen peligrosamente cerca de la escuadra. El portero, que estaba algo adelantado y sin prever un saque de estas características, salta con todo su ímpetu para despejar el balón. La máxima extensión del salto no es suficiente para imprimir al esférico la fuerza necesaria para cambiar su inercia hacia una dirección fuera del arco. El balón acaba subiendo, pero no lo suficiente como para llegar a golpear el larguero de lleno y acaba entrando en la portería por toda la escuadra ante la atónita mirada de decenas de jugadores, los equipos técnicos y las familias. ¡GOL! Empate sufrido y caras que sonríen después de haber olvidado el individualismo y haber compartido en equipo el sacrificio, la generosidad y la empatía. La tarde nos ha dejado un momento precioso de deporte en comunidad y la suerte de poder compartirlo con un equipo tan bueno en lo humano y en lo deportivo, como lo ha sido Dragones de Lavapiés y con la vecindad del barrio de Las Latas, ¡gracias compis, la vuelta en Lavapiés!

FÚTBOL BASE EN ESTADO PURO: LAS LATAS FC SE ENFRENTA A NAIF EN ADELFAS

En Las Latas FC, durante meses nos hemos dedicado a generar equipo y profundizar en las amistades. A conocer a nuevas personas y a convivir en un entorno deportivo. En definitiva, hemos hecho muchas cosas y, por supuesto, un de ellas ha sido mejorar nuestro fútbol. Esta vez, os quiero contar cómo vivimos el primer partido que jugamos como locales en Las Latas, en el Polideportivo Adelfas, teniendo como equipo invitado al de nuestros compis de Distrito Retiro de Fundación NAIF.

Sol, una agradable temperatura mediterránea y una brisa tibia que se desliza sobre el césped. En cualquier otra situación, todo ello podría ser la configuración ideal antes de una cita deportiva de esta importancia, pero lo que de verdad llenó el campo de una intensa alegría fueron las familias que vinieron cargadas con pancartas, trompetas y sus mejores sonrisas. ¡No recuerdo el campo con la banda tan abarrotada de gente! Se hace el silencio, nuestro capitán da las últimas indicaciones en voz baja a los y las jugadoras que ya ocupan sus posiciones en el campo. Otros sacuden sus piernas y estiran el cuello. Trotan un poco en el sitio mirando a ninguna parte en particular. Se respira concentración.

Por fin, comienza el partido y lo hace con mucha intensidad. En el fragor del juego y su velocidad el equipo mantiene su esquema. Se van sucediendo algunas ocasiones de gol por parte de los dos equipos que hacen temblar a la banda. Pancartas por los aires, aplausos y gritos de ánimo no descansan desde el inicio del encuentro. Es justo entonces cuando un balón que recibe nuestra jugadora en un despeje es jugado por la banda. Nuestro capitán lo recibe y rápidamente lo juega hacia el centro. Otro compañero lo recibe y dribla a un contrario, a dos contrarios y entre trastabilleos consigue dar un pase adelantado a la banda. Recepción y otro pase muy certero dentro del área permiten que otro compañero chute el balón hacia el palo largo de una portería muy bien defendida. Este balón consigue ágilmente sobrepasar a los defensas que en un intento valiente se lanzan con sus extremidades reglamentarias para intentar, infructuosamente, repeler el tiro. Ni siquiera el portero en su estirada consiguió atajar un balón que se dirigió con exactitud milimétrica al poste lejano del arco. No os lo he contado, pero, mientras el balón se dirigía magistralmente hacia el gol no se oía un alma en el campo. Silencio absoluto en los breves instantes que necesitó la pelota para tocar la red y enredarse en ella. ¡Es entonces cuando toda la banda salta de repente! ¡Gritos! ¡Saltos! ¡Abrazos!

 

El partido continúa, se van sucediendo jugadas, goles y calidad por parte de los dos equipos hasta que el árbitro decide concluir el partido cuando el tiempo llega a su final y el marcador iba empate a 5. Los y las jugadoras se acercan al centro del campo, se saludan y comentan algunas jugadas. Cuando nos giramos hacia la banda nos encontramos a todas las familias que han venido a disfrutar de una tarde de deportividad, primavera y alegría. Nos miramos y nos aplaudimos. Así cerramos la tarde: jugadoras y jugadores van abandonando el campo en compañía de vecinos, vecinas y familias. Las familias se van sonriendo y comentando animadamente la jornada mientras un sol tibio y rojo continúa arropándoles las espaldas durante los últimos momentos de su propia puesta de sol en Las Latas.

LAS LATAS ORGANIZA LA SESIÓN JUVENIL DEL FESTIVAL DE CINE LAS CALIFORNIAS

Por Idaira Martín

Ésta es la historia de cómo se nos empezó a ir la olla. Como muchas personas sabéis, el Centro Social Seco organiza anualmente un festival de cine social, Las Californias, que suele durar alrededor de cuatro días y este año era su undécima edición. La diferencia con otras muestras anteriores radicó en que esta vez incluyeron una sesión para juventud, cuya organización dejaron en manos de quienes formamos parte del Curso de monitoras y monitores de ocio y tiempo libre de Servicios Sociales de Distrito Retiro, que imparten Asociación Garaje y Escuela de Tiempo Libre Magni. Lo que la gente del Centro Social de Seco no sabía es que cuando nos ponen como única pauta “haced lo que queráis” nos venimos muy arriba.

La película elegida para ser proyectada fue “Requisitos para ser una persona normal”, dirigida y protagonizada por Leticia Dolera. Hay que decir que el título nos lo puso a puntito de caramelo: ¿personas normales? Pero… ¿eso qué es?, ¿se come?, ¿es un animal mitológico? ¡Socorro! Os invitamos a que veáis la película porque os hará reflexionar sobre el concepto de normalidad en la sociedad de hoy en día.

Personalmente consideramos que no existen esa clase de seres legendarios, así que decidimos montar un cine fórum como si se tratase de una investigación médica en la cual mediríamos el índice de normal de las personas asistentes y las dividiríamos según su categoría social. Ahí entramos en juego el equipo de organización con nuestras dotes de interpretativas dignas del Teatro Real. Nos hicimos pasar por doctoras y doctores vistiendo sus mejores galas con batas, uniformes y chapitas con nuestros nombres profesionales: la doctora Pancracia como directora del proyecto, la doctora Scotex, el doctor Garbanzo y, por último, las doctoras Lady y Gaga. Seguro que estáis preguntándoos por qué narices tenemos esos nombres, pero relax, todo a su debido tiempo.

La sesión transcurrió de la siguiente manera: dos de las doctoras estaban en la puerta de entrada repartiendo un sobre sellado a cada una de las personas que iban llegando a la sala de experimentación, es decir, a la sala de cine. Nadie podría abrir este sobre hasta recibir órdenes de la doctora y directora Pancria. Dentro del mismo había un bolígrafo y una lista que recogía una serie de ítems que cada cual debía marcar con una “X” en función de si los cumplía o no, como por ejemplo: tener una casa, tener un trabajo que le guste, una familia unida, hacer deporte, círculo de amistades cercano etc. Una vez explicado este paso, contaban con 4 minutos para hacerlo. Quienes cumplían entre 0 y 5 requisitos pasaban al stand número 3 con la doctora Scotex, quien les esperaba con una mesa medio rota donde podían encontrar rollos de papel higiénico y una basura por si lo necesitaban.

Aquellas otras que cumpliesen entre 6 y 10 requisitos debían dirigirse al stand número 2 con el doctor Garbanzo, quien tenía una mesa de barra coja, vasos de cartón, una garrafa de 5 litros de agua y un piscolabis con el peor fruto seco de la historia: el garbanzo. Bueno… vale… hay que decir que finalmente nos resultó imposible hacernos con esos garbanzos porque no los venden por bolsas individuales. Nuestra teoría es que están tan malos que ni aún habiendo un apocalipsis zombie tipo The walking dead se los comería la gente, así que por eso no los embolsan por separado.

Por último, aquellas personas hubiesen rellenado entre 11 y 15 ítems debían dirigirse al stand número 1 donde las doctoras Lady y Gaga les esperaban con un equipazo de música sonando a todo trapo la canción Bad Romance, un cartel de bienvenida, mucho confeti, una mesa digna de un despacho de abogacía, vasos divinos de la muerte y un montón de refrescos variados.

Obviamente, la cara de la gente era de póker, nadie entendía nada -y seguro que tú, quien lee estas líneas, tampoco-. Después de unos 5 minutos en esta situación volvimos a pedir a todas las personas que tomasen asiento explicándoles que proyectaríamos un vídeo en el cual se explicaría el porqué de esta situación. Sí, ese vídeo era la película de “Requisitos para ser una persona normal”. Como no queremos haceros spoiler no vamos a profundizar mucho en esta parte, simplemente explicaros que al fin y al cabo se trata de una crítica social al modelo de vida que debemos seguir y las cosas materiales que debemos tener para que la sociedad no nos excluya como personas poco exitosas y/o frikis. De ahí los ejemplos anteriores sobre la casa, amistades, familia, trabajo etc. Ya sabéis que quienes cumplen esta serie de requisitos son tenidas en cuenta como personas de éxito por el sistema capitalista en especial, quien nos hace soñar con ese modelo de vida perfecto desde nuestra infancia.

Como la propuesta de la película pasa por visibilizar otras formas de vivir cuya premisa principal es la felicidad, decidimos que el debate girase entorno a 3 reflexiones: la primera, se trataba de un ejercicio de introspección en el que se preguntasen si aquello que habían marcado en sus listas lo estaban haciendo porque realmente les gustaba o por imposición social. En segundo lugar, que reflexionasen sobre si les hacían felices. Y, en tercer lugar, invitamos a romper literalmente es dichosa lista por la mitad para crear de manera conjunta una nueva con aquellas cosas que les hacían personas anormalmente felices. Os podemos asegurar que lo que salió de ahí no tenía ni una sola característica común con la lista estandarizada que habían entregado al comienzo. Se soltaron la melena y tiraron bien lejos las mochilas de imposiciones sociales que llevaban cargando a su espalda toda la vida. Tanto es así que algunas de las características que les hacían anormalmente felices eran: comer croquetas veganas del Mercadona, levantase los fines de semana a las 11 de la mañana para desayunar y volver a acostarse, dormir la siesta con su pareja o desayunar pizza del día anterior. ¿Y tú?, ¿haces lo que haces por imposición o por felicidad?

FINALIZA LA PRIMERA EDICIÓN DEL CURSO DE MONITORAS DE OCIO Y TIEMPO LIBRE LAS LATAS

Por César González

En abril de 2018 terminó la fase teórico-práctica del Curso de monitores y monitoras de ocio y tiempo libre de Las Latas, entendiendo “teórica” como una forma de dividir lo indivisible porque, sin duda, ha habido mucha “práctica” en este arranque. Desde diciembre de 2017 hasta abril de 2018, han sido unos meses llenos de experiencias y aprendizajes diversos, compartiendo y reflexionando acerca de la que consideramos como una de las profesiones más importantes del mundo: la educación.

En el aula que nos cedió el Centro Social Seco, hubo tiempo para hablar de nuestras historias personales, de lo que entendemos por educar y cómo hacerlo, de la diversidad de realidades que componen nuestra sociedad y de las dificultades y potencialidades asociadas a cada una de ellas. Desde dibujar nuestra adolescencia a teatralizar fábulas, desde hablar de la importancia de la perspectiva de género a cuestionar la arquitectura de nuestros entornos urbanos, desde visitar una feria de educación a convivir en una acampada diseñada y gestionada por las mismas participantes. Todo ello desde la participación activa y la construcción colectiva, ambos procesos basados en el respeto sin perder el análisis crítico. Todo en intrínseca conexión con la intervención socioeducativa.

Recuerdo con especial cariño aquellas sesiones en las que debatían acaloradamente sobre el mundo que les rodeaba y cómo hacerlo mejorar. Me siento privilegiado de poder haber estado con ellas en esos momentos de efervescencia creativa en los que colaboraban para plasmar una idea, un pequeño proyecto. De haber tenido la posibilidad de escuchar sus inquietudes y opiniones a la hora de reunirme individualmente con ellas (“¿Qué te llevas de este curso?” Preguntaba, “¡Me llevo muchas cosas!” me contestaban, tras unos segundos de reflexión). De verlas organizar sus propias sesiones y compartir con el resto aquellos aprendizajes que la vida les había dado. De aquellos silencios al unísono cuando una verdad parecía conectarnos de manera única durante unos instantes.

La experiencia ha sido sin duda memorable, y las personas que hemos facilitado el proceso estamos felices de haber encontrado brillantes mentes y grandes corazones dentro de un grupo tan rico y heterogéneo. Ahora toca materializar lo aprendido, salir del aula y ponerse manos a la obra. De hecho, muchas de vosotras seguro ya les conocéis. Junto a las compañeras de Garaje, colaboran en distintos espacios socioeducativos y de cuidados de Las Latas, así como en la organización de acciones a nivel comunitario, habiendo participado de la dinamización de eventos culturales, artísticos y deportivos (Pacífico Puente Abierto, Minifestival Las Latas, Festival de cine “Las Californias”,…).

¿Qué más sorpresas estarán preparando? Solo ellas lo saben, pero estamos convencidas que pronto verán la luz. En Asociación Garaje y en Magni, creemos en la importancia de formar y conectar personas comprometidas con las personas y el contexto en el que viven, y este equipo humano está dando, y dará, positivamente que hablar en Distrito Retiro. ¡Seguimos en marcha!

LAS LATAS FC PRESENTA SU PROPIA COLECCIÓN DE CROMOS

Como cualquier equipo que se precie, teníamos la ilusión de sacar nuestros propios cromos oficiales (junto con su correspondiente álbum), del equipo Las Latas FC, así que en el mes de marzo de 2018 decidimos ponernos manos a la obra.

El primer paso es, como no, tener un escudo que envuelva de identidad el equipo así que para comenzar le dedicamos una sesión con las y los jugadores a diseñar nuestro escudo. Diversos diseños e ideas quedan plasmados en papel, cada una totalmente personal y diferente que acabamos aglutinando en un diseño común. De aquí nace la maravilla artística que hoy vestimos sobre los corazones en Las Latas.

El siguiente paso es elegir una fecha apropiada para la ocasión y el evento de Minifestival Las Latas nos pareció una ocasión inmejorable. Teniendo la fecha clara y el escudo diseñado, ya sólo falta que nos manden las equipaciones de fútbol, recogerlas, mandarlas a serigrafiar con su escudo y sus patrocinadores (Servicios Sociales de Distrito Retiro y Asociación Garaje), hacer una sesión de fotos, maquetarlas los cromos y los álbumes, mandarlo todo a imprenta y volver a recoger el resultado. Realizadas estas gestiones, queda la parte más divertida por delante: imaginar una presentación en sociedad que sea ilusionante tanto para los y las jugadoras de Las Latas como para sus familias y simpatizantes.   

Con los cromos y los álbumes impresos y en vísperas del Minifestival de Las Latas, preparamos las proyecciones y la música para la gran presentación. Está todo el equipo con sus respectivas equipaciones puestas, todos y todas dentro de una sala sin saber bien qué ocurre. El Minifestival de Las Latas, según piensan, ha terminado, pero… ¡está empezando a sonar el himno de la Champions!

Los niños y niñas del equipo de Las Latas comienzan a salir para encontrarse un salón de actos hasta los topes de personas que están aplaudiendo a todo lo que dan sus manos, mientras son presentados por el speaker con las proyecciones de sus cromos en la gran pantalla. Emocionadísimos y emocionadísimas, recogen su álbum y su colección de cromos. Niños, niñas y familias se quedan absortas mirando los cromos y recordando los tiempos en los que veíamos a nuestros ídolos en los míticos cromos de Panini, de antaño y de ahora. Hoy, y ya para siempre, también está el equipo de Las Latas FC. Pinchad en el play para ver el resultado.

GRAN ÉXITO DEL I MINIFESTIVAL LAS LATAS

En el espacio socioeducativo de Las Latas teníamos claro que queríamos hacer un festival para enseñar todo lo que habíamos aprendido este año. Contábamos con el equipo, con el espacio e incluso con la fecha para la representación, lo único que faltaba era elegir una temática para este festival. Después de muchas reuniones y muchas ideas encontramos la temática perfecta, el circo.  A partir de ahí nos pusimos manos a la obra. Organizamos a nuestro equipo y escuchamos todas las ideas y demandas de quienes formamos este espacio.

Lo primero que hicimos fue asignar los grupos de trabajo y escoger qué personajes del circo queríamos representar. Esta fue la parte más fácil, rápidamente elegimos a payasos, malabaristas, forzudos, magos, mimos e incluso contábamos con una domadora de leones un tanto especial. Cuando tuvimos claro cada personaje circense nos tocó ensayar una y otra vez, pero no solo eso, también teníamos que elegir la música de cada actuación, el vestuario, el atrezzo…

Las semanas previas a la actuación se notaban la ilusión y los nervios, especialmente en el ensayo general. Por primera vez ensayábamos con la música, el vestuario acabado y con público casi asomando la cabeza por el espacio. Nos encantó ese momento y no queríamos parar de ensayar ni quitarnos el vestuario. Por último, realizamos todas las decoraciones para que la sala se convirtiera en una carpa de circo. Tickets para el espectáculo, narices de payaso, photocall… ¡había incluso una máquina de palomitas!

Y, por fin, llegó el gran día. Mientras nos maquillábamos escuchábamos como entraba todo nuestro público. Desde bambalinas, nuestrxs artistas se escapaban a la puerta y miraban de reojo para encontrar a sus familias y situarlas entre el público, que casi no cabía en la sala. Acabamos de maquillarnos, se apagan las luces y suena una voz que presenta a nuestro circo…

Señoras y señores, rogamos apaguen sus teléfonos móviles y guarden silencio, la función va a comenzar. ¡Un fuerte aplauso al circo de Las Latas!


 

LAS LATAS PARTICIPA EN ABRIMOS PACÍFICO, LA GRAN FIESTA DE PACÍFICO PUENTE ABIERTO

El 17 marzo de 2018 Las Latas participó con varias iniciativas en el evento Abrimos Pacífico, la fiesta de presentación de cara al Distrito Retiro del proyecto Pacifico Puente Abierto, una iniciativa que conjuga de forma sostenible dos campos polivalentes, el deporte y el arte, dentro de un marco social de convivencia y participación vecinal.

Es una mañana de sábado que amanece nublada. Las predicciones para el día son: algo de lluvia, algo de nieve y algo de sol. Todo ello ocurriendo de manera aleatoria. No obstante, nuestra ilusión por participar en la fiesta de Pacífico Puente Abierto es inquebrantable, sin olvidar que estar bien protegidos debajo del Puente de Pacífico también ayuda. Así que quedamos en Las Latas con jugadores y jugadoras, así como sus familias y demás compis del equipo técnico. Comenzamos a preparar todo lo necesario para el encuentro: hay muchas pancartas, photocall, y ganas, muchas ganas.

Llegamos a Pacífico Puente Abierto, ¡el ambiente es genial! Está a rebosar de gente, de actividades y de colectivos deportivos y sociales pasándolo en grande. Hay baile, patinaje, parkour, baloncesto… ¡se podría decir que nos cuesta llegar al campo de fútbol! Una vez todo listo, una marea de madres y padres abarrota una de las bandas con todo tipo de pancartas y trompetas. Falta poco para comenzar el partido, sale al campo la alineación titular y suena el pitido que marca el principio de algo para lo que hemos trabajado mucho tiempo: nuestro primer partido oficial como Las Latas FC.

Enfrente tenemos un equipazo, el de Fundación NAIF. El partido transcurre con deportividad y calidad a partes iguales. A pesar de algunas dificultades que ofrece el suelo mojado y la gran asistencia de público que en algunas ocasiones llega a invadir el campo, el equipo de Las Latas se mantiene fiel al plan de juego. El marcador nunca se distancia por más de dos goles hasta acabar con un empate a 6. ¡Es un buen comienzo!

Ahora le toca a Las Latas FC estar en la “grada” para continuar disfrutando de todas las propuestas de Pacífico Puente Abierto. Poco después, es el turno del espacio de rap de Las Latas. El público se arremolina en torno al escenario, ¡somos muchas personas deseando que empiece el show! Los niños y niñas de Las Latas consiguen hacerse con la primera línea de uno de los laterales.

 Después del gran directo, nos entrevistan para Ágora Sol Radio y acto seguido se comienzan a repartir las primeras raciones de la deliciosa paella vegana que se ha preparado para la ocasión. De pronto, nos damos cuenta de que se ha quedado un día soleado y radiante que hace honor a lo bonita que ha sido la jornada de Pacífico Puente Abierto y de la comunidad creando redes y participando.

 

MI PRIMERA TARDE DE GARAJE: CANTANDO PESE A LA LLUVIA

 

 

Por Sthela Valenzuela

Es 27 de febrero por la tarde. El invierno se estaba poniendo intenso y ya habíamos perdido la cuenta de los días grises y lluviosos que se habían acumulado. Menos mal que tocaba pasar una buena tarde con las compañeras del curso de Monitorxs de la Escuela de Tiempo libre MAGNI, de Asociación Garaje. Aunque de todas las sesiones salíamos motivadas y con nuevos aprendizajes para nuestro día a día y como futuras monitoras, hoy tocaba una sesión especial: Expresión Musical. A diferencia de los otros días, en los que dábamos el curso en el Centro Social Seco, tendríamos que ir al estudio de grabación de Garaje. Nuestro fatal sentido de la orientación y la lluvia serían excusas perfectas para planificarnos y acudir juntas. Un montón de cuestas y escaleras nos harían creer que no llegaríamos nunca hasta que por fin vemos su cristalera. Tras haber corrido bajo el cielo gris y su lluvia, entrar en aquel lugar luminoso y con tantos colores era un alivio.

Cuando entramos, algunas de nuestras compañeras, uno de nuestros formadores y un chico alto y con gafas, nos esperaban. Entre charlas y bromas el formador le da paso. El chico se llama Toño y nos daría la sesión de expresión musical. Lejos de cualquier expectativa, Antonio, sin decir mucho, enciende el altavoz y empieza a sonar música. En cuestión de segundos tenemos a un artista de rap (Géminis) presentándose de la mejor manera que podría presentarse: rapeando. Tras cantar un tema cargado de emoción nos quedamos entre fascinadas y expectantes. Tras acabar la canción, Toño comparte con nosotras su experiencia en los talleres educativos de rap y en qué medida ésta le ha permitido desarrollarse como la persona que es hoy. Nos hablaría de la importancia del rap como herramienta educativa y medio de expresión artística. Además de permitirnos profundizar en el lenguaje y mejorar nuestra riqueza léxica, así como la importancia de su contenido a la hora de visibilizar problemas sociales, Antonio nos demuestra de qué manera la expresión musical y la interpretación nos ayuda a trabajar nuestro autoconcepto y a empoderarnos.

A continuación, Toño y nuestros formadores proyectan uno de sus recientes trabajos: el documental “Juventud en tránsito”. En este documental, David, uno de los formadores nos cuenta su experiencia durante la grabación. El documental se propone visibilizar las condiciones en las que (sobre)viven cientos de refugiados en ciudades como Tánger, Tesalónica o Belgrado. Una vez terminada la proyección parece que unas cuantas compañeras nos hemos puesto de acuerdo para contener las lágrimas y tragar saliva, a ver si con suerte bajaba el nudo de rabia que teníamos en la garganta. Parece que no hay posibilidad de cambiar el ánimo hasta que vuelven a encender las luces y, tras comentarlo y debatir sobre lo que habíamos visto, vuelve a sonar nueva música.

Toño nos invita a cantar con él y empieza a rapear como él bien sabe. Nos habla de un viaje y una compañera viajera. Estamos todas enfrascadas en sus versos hasta que nuestra compañera Sumi se levanta. Extrañadas por su reacción, nos miramos entre nosotras y murmuramos: “¡Factor sorpresa!, ¡Factor sorpresa! ¡Fijo que va a cantar!”. ¡Y acertamos! Nuestra compañera Sumi empieza a rapear con Antonio, hablándonos de su gran viaje que comenzó por un camino de espinas. Nos emocionamos y empezamos a animarles cada vez más hasta que nos unimos a la canción y cantamos todas.

Tras esta presentación, Toño nos habla del Espacio Musical de Las Latas, un proyecto musical que busca el encuentro entre nuevos artistas. Se trata de un espacio donde proponer, compartir y enriquecerse musicalmente desde lo colectivo. Finalmente, nos invita a todas a participar en la grabación de la canción que acaba de cantar con Sumi. Emocionadas por la experiencia, nos apelotonamos en el estudio viendo cómo se graba una canción, con nuestra compañera Hiba (orientada por Antonio) al mando. ¡Qué mejor manera de compartir y aprender que con música!

            Cántalo conmigo

                        (¡Tú sólo canta!)

            Siéntelo conmigo

                        (¡Tú sólo siente!)

            Es la compañera

                        (¡Que me hace falta!)

            Amiga viajera

                        (¡Que me hace fuerte!)