SÁBADO DE ARTE URBANO FAMILIAR EN LAS LATAS

El verano es una etapa maravillosa para reconectar intensamente con las personas que menos vemos, los libros que tenemos más olvidados, los abanicos, las marcas del bañador y desconectar de nuestro ajetreado ritmo de vida. El final del verano es también el momento de echar de menos, de repensar nuestra rutina, de volver a vernos y de los cafés con amigos y amigas. Así nos hemos sentido en Las Latas tras nuestra breve pausa estival. Para volver a conectar nada mejor que ir de excursión y participar en el mural de grafiti comunitario que está teniendo lugar en Puente Pacífico, inmejorable excusa para volver a vernos, contarnos los respectivos veranos y ponernos al día.

El reencuentro es muy bonito. En una mañana de sábado muy espléndida de luz clara y una brisa fresca. ¡Nos encanta septiembre!, ¡qué alegría vernos de nuevo! Mientras esperamos a las últimas compañeras que están llegando a la cita, nos pasamos revista como está mandado. Las aventuras, las novedades, los futuros proyectos, etc.

Al llegar a Pacífico Puente Abierto nos remangamos camisetas y pantalones y continuamos los diseños de otros vecinos y vecinas, hay que decir que de una manera bastante original y sujeta a cánones livianos y muy difuminados. Es maravilloso ver a abuelas y a nietos pitando juntos. Nietos que, en este caso, pintan emocionados antes incluso de saber hablar. Los niños y las niñas disfrutan del barrio y de la compañía de las familias. El ambiente es muy agradable y todo nos invita a estar relajadas y recrearnos en el momento. Adultos, adultas, niños y niñas van aportando su pincelada artística mientras cambian de lado para hablar entre sí, unirse a otras conversaciones y volver a aportar nuevos trazos de pintura al pilar del puente.

Después de una jornada de arte y llenas de pintura, nos volvemos para Las Latas. El tema de conversación ya gira en torno al comienzo de los proyectos ya comenzados y a la curiosidad que despiertan los nuevos. Se nota que las familias han cargado las pilas durante las semanas más cálidas del año y rebosan ganas de seguir participando, creando, aprendiendo y enseñando en el barrio de Las Latas.

LAS LATAS F.C. ECHA A RODAR EL BALÓN EN LANZAMOS PACÍFICO

En Las Latas llevamos tiempo preparando el evento comunitario “Lanzamos Pacífico” con mimo, cariño y con la idea en mente de que el 10 de junio de 2018 se recuerde como el día que lanzamos Pacífico a lo más alto. El deporte fue el protagonista de la jornada comunitaria “Lanzamos Pacífico”. El puente de Pacífico se llenó de entidades y colectivos deportivos de Distrito Retiro. Las disciplinas fueron variadas: parkour, tai-chi, k-pop, danza integrada, baloncesto, patinaje… Y en Las Latas, ya sabéis, nos pirramos por el fútbol.

Ya desde la salida de casa los ánimos están a cien, y eso que todavía no hemos salido hacia las canchas de Pacífico. Las familias vienen en tromba con el equipo: carritos de bebé por aquí, otras personas con pancartas por allá… ¡Se avecina una gran mañana en comunidad! Llegamos a las canchas y rápidamente nos ponemos a calentar. Primero jugarán los más pequeños de Las Latas F.C. un triangular contra Fundación Naif y Grupo Scout Paz mientras el resto del equipo y las familias animan desde la grada. El primer partido se desarrolla según lo previsto. Salen algunas jugadas ensayadas y las y los jugadores están activos. Finalizamos el encuentro con un empate y seguidamente nos mentalizamos para el siguiente. Del último partido dependen las posibilidades de ganar el torneo.

El siguiente y último partido de los y las peques de Las Latas F.C. se juega con más intensidad. ¿Salen jugadas? Sí. ¿Cada jugador y jugadora atiende a su función estratégica? Sí… ¡pero es la calidad individual la que hace que en los últimos momentos nos llevemos la victoria! ¡La grada estalla en gritos de júbilo! Y es que, matemáticamente estamos primeros a falta de que se juegue el último encuentro entre los otros dos equipos. ¡Si finalizase con un empate o con la victoria de Grupo Scout Paz seríamos campeones de la categoría de peques del torneo! Y así sucede, gana Grupo Scout Paz y queda con tres puntos, Fundación Naif con un punto y ¡Las Latas F.C. gana el torneo en su categoría con cuatro puntos!

Ahora el turno y la presión pasan al equipo de la categoría superior de Las Latas F.C., damos comienzo al torneo de la siguiente categoría de edad. Fútbol intenso y veloz contra un rival que juega muy bien y agresivo. Los dos equipos están dando todo un espectáculo jugando al toque rápido y al ataque. Multitud de ocasiones se van sucediendo, aunque pocas con verdadero peligro gracias a la defensa de ambos equipos. ¡La grada se está quedando afónica de animar! Terminamos con un dramático empate en los últimos segundos del partido. Bien cansados pero muy contentos por el juego en equipo y el sacrificio.

Ahora queda ver a los otros dos rivales jugar mientras recuperamos fuerzas y hacemos cuentas para ver cómo planteamos el partido final. El último partido nos vale una ventaja de 2 goles para ganar el torneo por golaveraje. Así que arrancamos con las pilas cargadas y cada uno con las tareas muy claras en mente. Pasados pocos minutos, la concentración comienza a dar sus frutos y rápidamente conseguimos una ventaja de tres goles. La prioridad ahora es mantener el resultado y centrarnos en probar los últimos aprendizajes de los entrenamientos. Seguimos aumentando la ventaja en el marcador un poco más mientras nos acercamos al final del encuentro.

¡Por fin, el pitido que indica el final del partido y del torneo! ¡Quedamos primeros a un punto de los segundos! Ha sido una mañana redonda de fútbol en equipo con la compañía de las familias. Ahora toca reponer fuerzas y seguir disfrutando de los frutos del esfuerzo en Lanzamos Pacífico.

LAS LATAS INUNDA DE RAP EL I FESTIVAL DE ARTES ESCÉNICAS DE DISTRITO RETIRO

Distrito Retiro celebró su primer I Festival de Artes Escénicas del jueves 24 al domingo 27 de mayo de 2018. Entre las 34 actuaciones, tanto amateurs como profesionales, que se pudieron disfrutar por los distintos barrios, estuvo la propuesta musical de Las Latas.

Es una tarde de borrasca primaveral y el colectivo de Las Latas ya está bajo el puente de Pacífico. Corre una brisa fresca y el ambiente pide que lo calentemos con nuestro show. Ya durante la prueba de sonido, comienzan a acercarse personas curiosas. Ante sus ojos tienen a un grupo muy diverso de jóvenes cada uno y cada una con una presencia particular y diferente. Las instrumentales que se van probando ayudan a aumentar ese contraste.

¡Ya tenemos público! Y qué mejor manera de empezar que con el tema “Razones”, donde damos a conocer a nuestro colectivo. Sumi, Dember, Rais Skyar, Kidflow y Safire llegan acompañadas por sus educadores y educadoras Artes, Géminis, Sthela, Joel y Costa. ¡El menú está servido!

Con el público caldeado, Sumi y Géminis rapean “Musicamiga”, un tema que relata de manera rítmica y personal lo que ha supuesto la música en sus vidas. El show continúa con “La vida sostenible”, un tema en el que Artes le canta a la felicidad al margen de las dificultades que platea la vida. A continuación, Kidflow protagoniza el solo de la tarde. Su rapeo audaz y veloz capta toda la atención del momento mostrando unas habilidades diferentes de las que ya hacía gala en anteriores temas de Buscando Fortuna 917. La rapera guatemalteca Safire interpreta “Volátiles” con un particular estilo mezcla de castellano e inglés en un directo lleno de energía que nos encanta. El turno de Joel llega con “Oh my god” y ¡es que la juventud no va a parar! Seguidamente, Dember y Rais Skyar saltan frente al público con unas letras que reivindican paz y justicia: “DD.HH.”. Después, volvió Géminis con uno de sus últimas creaciones: “No lo soy”, donde rapea a golpe de juegos de palabras. Sthela, a continuación, la lía tranquilamente con contenidos profundamente feministas, cantando y rapeando su tema “La lío tranquila”. El fin de fiesta lo pusieron Artes y Joel con “Inquilinas”, que cuenta lo que ha supuesto la gentrificación de sus barrios.

Terminamos el concierto recibiendo el calor de un público que comenzó curioseando y acabó totalmente implicado en la actuación. Y es que, en efecto, el trabajo constante, comprometido y lleno de ilusión tiene unos frutos muy dulces.