MAÑANA ROMÁNTICA EN LAS LATAS

Madrid tiene muchos rincones que pasan desapercibidos en la cotidianidad del día a día. Uno de ellos es ese lugar que alberga entre sus muros gran parte de la historia reciente de España y de Madrid: el Museo del Romanticismo.

Para conocer este museo tan especial, por primera vez nos reunimos vecinas de Las Latas y residentes de los Apartamentos Municipales para Mayores “Retiro”.  

Salimos desde los Apartamentos Municipales para Mayores y fuimos directas al Museo, situado junto al Metro de Tribunal, a unos pocos minutos de distancia desde nuestro distrito de Retiro. Visto desde fuera, el palacete del siglo XVI que lo albergaba no dejaba muestras de todo lo que nos esperaba dentro.

Subiendo las escaleras a la primera planta, ya la magia del Romanticismo flotaba en el ambiente. Inmensos óleos que a día de hoy siguen contando historias de Isabel II y su círculo cercano, crónicas sobre el primer puente de hierro en la ciudad de Fraga y otros tantos de índole religiosa como «San Gregorio Magno», de Goya.

El tránsito por las diferentes habitaciones rápidamente alimentó nuestra imaginación, al mismo tiempo que deleitaba nuestra mirada. Armas de duelo, juguetes autómatas y todo tipo de relojes con los más curiosos mecanismos dispuestos en espacios con estilos y colores cambiantes nos recordaron a películas y series de televisión. No en vano, todo estaba dispuesto para sumergirte en el día a día de un palacio del S. XIX, no en un museo o una exposición al uso.

Al final, terminamos en el patio del palacete como nos gusta en Las Latas: degustando una selección de las tartas caseras que se pueden encontrar en su cafetería. Un cierre artesano y dulce para una mañana llena de multitud de pequeñas historias y anécdotas que pasaron a formar parte de nuestra cultura madrileña.

El Museo del Romanticismo resultó un espacio mágico para conocer una parte de nuestra centenaria Villa, una completa sucesión de atmosferas para adentrarnos en la vida de la alta burguesía en el siglo XIX y un lugar ideal para compartir, por primera vez, experiencias entre Las Latas y Apartamentos de Mayores de Retiro.