EL PRADO SE LLENA DE LATAS

En Las Latas llevamos varios meses ideando y construyendo nuestro propio Museo, sabemos que lo sabéis, no en vano el videoclip En Las Latas lleva más de tres mil cuatrocientas visitas y en él ya os hemos adelantado alguna novedad…

Pero en Las Latas no nos basta con imaginar e investigar. Necesitamos ver en vivo y en directo las obras sobre las que tanto hemos, así que el diez de abril nos reservamos una tarde para conocer a fondo el cercano Museo Nacional del Prado.

Como cualquier otro día, encontramos a centenares de personas esperando para disfrutar en directo del arte pictórico. Pero Las Latas era invitado VIP, así que fuimos directamente hacia la entrada principal: en El Prado conocen nuestro proyecto y nos reservaron unas entradas.

Nada más entrar nos sobrepasaron los estímulos: ¿qué vamos a ver primero?, ¿dónde están Las Meninas?, ¿cuántas salas recorreremos?

Finalmente, nuestra ruta pasó por El Bosco, siguió con Goya y terminó con Velázquez. Elegimos este museo porque entre sus más preciados tesoros se encuentra Las Meninas, una de las obras que más nos han motivado para trabajar con el arte: espejos, cuerpos a tamaño natural y cuadros dentro cuadros, ¡cuánto y qué irresistible misterio!

Fue una tarde de emociones, las colecciones que vimos eran sobrecogedoras y la vuelta al barrio fue en realidad un animado retorno comentando las obras, las curiosidades y lo impresionados que estábamos.

Después de esta visita han aflorado a borbotones nuevas ideas y hemos redefinido otras tantas pero, sobre todo, hemos recargado energías para continuar con la compleja y bonita labor de construir el Museo de Las Latas, que albergará nuestras interpretaciones lato-artísticas de algunas obras de arte, una instalación de arte urbano y, por supuesto, todo el amor y la ilusión de Las Latas.

¡Os esperamos el día diez de mayo junto a la Junta Municipal del Distrito de Retiro!

LA ALIANZA DE CIVILIZACIONES DE NACIONES UNIDAS CON LAS LATAS

La organización supranacional Alianza de Civilizaciones, dependiente de Naciones Unidas, visitó Madrid con un grupo de becarias y becarios procedentes de Oriente Medio y el Norte de África, en el marco del programa de encuentros de 2018.

Este programa, que tiene como tema central fomentar la resiliencia de los jóvenes para prevenir el extremismo violento y construir una paz sostenible, da la oportunidad a jóvenes líderes locales de viajar alrededor del mundo para mantener encuentros con personas clave con el objetivo de complementar su formación, abrir sus mentes y ampliar red de contactos.

Las y los becarios seleccionados, de acuerdo con su experiencia en el campo del activismo social, representan a diferentes entidades ciudadanas e institucionales tales como la Federación Scout de Egipto, la Universidad de Fallujah, la Agencia para las Migraciones de Naciones Unidas en Egipto, la Cruz Roja de Australia, la Organización Mundial para el Desarrollo de la Comunidad del Kurdistán, etc.

Dentro de este marco, la Alianza de Civilizaciones de Naciones Unidas contactó con Asociación Garaje por entender que nuestra experiencia en el uso del arte como herramienta educativa y como estrategia de ocio preventivo de violencias urbanas no sólo resulta innovadora, sino que puede ser reproducible en otros territorios y realidades alrededor del mundo.

El encuentro, que se llevó a cabo en el Salón de Plenos de la Junta Municipal de Distrito Retiro, contó con la presencia de Margarita Iglesias, Jefa de Área de Servicios Sociales, que dio la bienvenida al grupo y contextualizó el trabajo conjunto de Servicios Sociales de Retiro y de Asociación Garaje en el proyecto Las Latas.

La reunión resultó un agradable encuentro informal en el que explicamos nuestra metodología, fines y recursos, proyectamos el documental “Juventud en Tránsito” y charlamos acerca de las cuestiones relativas a la captación de participantes y fondos, así como de las necesidades de las comunidades más vulnerables de la sociedad.

Y, cómo no, cerramos el acto con rap, esta vez a cargo de la componente de «Tardes de Garaje» Safire, siendo la música la encargada de cerrar un acto plagado de interculturalidad, solidaridad y ganas de construir un mundo mejor.