LAS LATAS SE MUEVE CONTRA LAS VIOLENCIAS MACHISTAS

Es veinticinco de noviembre, una fecha, como todos los años, solemne. El veinticinco de noviembre es el Día Contra las Violencias Machistas y que queremos contaros cómo lo vivimos desde Las Latas.

La semana anterior participamos en el ensayo de lo que sería una de las partes de la jornada del día veinticinco de noviembre. Una tarde de coreografías y juegos en el Parque Martin Luther King, antesala de lo que se vendría la semana siguiente.

Ya en la jornada del veinticinco de noviembre, bajamos desde Las Latas hacia Puente de Vallecas, donde van a tener lugar las diferentes actividades. Vamos llegando y nos juntamos con más personas que han venido de diferentes partes, la mayoría de los distritos de Vallecas y Retiro. Allí vemos algunas caras conocidas entre los cientos de personas que se están aglomerando, ¡todas con su pañoleta morada!

La grabación del flashmob va a comenzar y nos hemos reservado un sitio ideal para bailar tanto adultos y adultas como niño y niñas. Si visteis a algunos y algunas peques a hombros y con el ritmo in the body ¡seguramente éramos nosotras! Como podéis ver en el vídeo, la coreografía salió perfecta, incluso para las que no pudieron venir al ensayo, pero sí vinieron al estreno.

Después de grabar algunas tomas y poner por las nubes el nivel de fuego en la improvisada pista de baile, comienza una performance sobre las redes sociales y las violencias machistas donde hacen partícipe al público de la propia experiencia. Para terminar la jornada, aprovechamos para hacernos unas fotos bonitas de recuerdo de este día lleno de lucha y unos juegos en el parque infantil mientras las adultas nos ponemos a cerrar los detalles de la inminente salida al spa con nuestro espacio de Cuidado Personal.

Una tarde de reivindicaciones, combativa y de exigir justicia llega a su fin. Estrechando lazos y con momentos bonitos en comunidad y con otras personas que estamos juntas en esta lucha. Porque Las Latas es un proyecto de barrio, porque el barrio de Las Latas se mueve.

LAS LATAS SELECCIONADA EN EL MAPA LOS MADRILES CONTRA LA VIOLENCIA URBANA

El proyecto de intervención comunitaria Las Latas, promovido por Servicios Sociales de Distrito Retiro, ha sido recogido por Los Madriles en su Atlas de Iniciativas Vecinales, en el marco del II Foro Mundial sobre Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz. En este espacio de encuentro, debate, reflexión y construcción de soluciones que fomenten entornos urbanos capaces de eliminar las diferentes expresiones de violencia, Los Madriles ha difundido este mapa con el objetivo de poner en valor el  trabajo colectivo de la ciudad de Madrid para construir una ciudad más habitable, sostenible, inclusiva y participativa.

Entre el centenar de iniciativas recogidas, Las Latas y Asociación Garaje se alegran de poder poner día día su granito de arena para promover la convivencia y la solidaridad, con el fin garantizar el acceso de la población de Retiro Sur a sus derechos económicos, sociales, políticos y culturales (pincha sobre la imagen).

EL TERROR LLEGA A LAS LATAS

Los y las peques del espacio socioeducativo Las Latas llevan un mes comportándose de manera misteriosa…No cuentan lo que hacen en el espacio. Si les preguntas te responden cosas que no tienen sentido y muestran unas actitudes esquivas. Algo está pasando…Algunos rumores que nos van llegando cuentan que se trata de un baile de zombis, otros que quizá sea un cortometraje terrorífico. ¡Lo que es seguro es que da mala espina y no sabemos si queremos saberlo!

Entonces, llega el día treinta y uno de octubre, el día donde cuando cae la noche todo se convierte a una pesadilla. La noche de los y las muertas vivientes. De Los sustos y el terror. No sabes en qué momento alguna criatura te podrá dar un susto y pedirte algunos dulces. Es en esa tarde cuando el espacio socioeducativo se ha trasformado en un sitio lúgubre, donde apenas llega una tenue luz. Un lugar donde hay sillas perfectamente ordenadas enfrente de una proyección en la pared y un grupo de pequeñas criaturas que va guiando a las familias a sus asientos.

Tras una presentación de una de las criaturas, comienza el cortometraje “Cuando apagas la luz”. Esta pieza audiovisual, creada por los y las niñas del espacio socioeducativo Las Latas, cuenta la terrorífica historia de cómo van desapareciendo poco a poco cuando se van quedando solos y solas y se apaga la luz. A través del rodaje en diferentes espacios, tanto interiores como exteriores, los y las peques van protagonizando ingeniosas escenas de miedo que se van sucediendo rápidamente dando un sentido a una historia de Halloween.

Tras descubrir quién o quiénes causaban las desapariciones en Las Latas, proyectamos las tomas falsas del rodaje y, creednos, han dado para otra pieza de vídeo completa. Unas tomas donde podemos conocer el proceso de grabación, las risas, las nuevas ideas que van surgiendo y cómo se vivieron las escenas detrás de la cámara.

Para finalizar con las proyecciones, se da paso a una entrevista protagonizada por una compañera y un compañero que nos cuentan en primera persona todo el proceso creativo y los retos técnicos que ha supuesto la creación del cortometraje. También nos adelantan algunas ideas sobre la decoración y ambientación que tienen pensadas para Halloween y nos dicen algo de una cierta sorpresa final… ¡El baile que han estado preparando como banda sonora de la película para representarlo en directo! ¡Una combinación de trap junto con movimientos coreografiados de zombis con una puesta en escena digna de bollywood!

Después de que a alguna mamá y a algún papá se le cayeran las palomitas del susto final, tuvimos algo de tiempo para hacernos unas fotos muy bonitas con nuestros maquillajes y disfraces. También conseguimos otro hito igual de meritorio, ¡salir todas y todos, aunque muy apretaditos, en una foto para no olvidar! Y es que nos juntamos todas las vecinas en una tarde de terror en Las Latas.

SÁBADO DE ARTE URBANO FAMILIAR EN LAS LATAS

El verano es una etapa maravillosa para reconectar intensamente con las personas que menos vemos, los libros que tenemos más olvidados, los abanicos, las marcas del bañador y desconectar de nuestro ajetreado ritmo de vida. El final del verano es también el momento de echar de menos, de repensar nuestra rutina, de volver a vernos y de los cafés con amigos y amigas. Así nos hemos sentido en Las Latas tras nuestra breve pausa estival. Para volver a conectar nada mejor que ir de excursión y participar en el mural de grafiti comunitario que está teniendo lugar en Puente Pacífico, inmejorable excusa para volver a vernos, contarnos los respectivos veranos y ponernos al día.

El reencuentro es muy bonito. En una mañana de sábado muy espléndida de luz clara y una brisa fresca. ¡Nos encanta septiembre!, ¡qué alegría vernos de nuevo! Mientras esperamos a las últimas compañeras que están llegando a la cita, nos pasamos revista como está mandado. Las aventuras, las novedades, los futuros proyectos, etc.

Al llegar a Pacífico Puente Abierto nos remangamos camisetas y pantalones y continuamos los diseños de otros vecinos y vecinas, hay que decir que de una manera bastante original y sujeta a cánones livianos y muy difuminados. Es maravilloso ver a abuelas y a nietos pitando juntos. Nietos que, en este caso, pintan emocionados antes incluso de saber hablar. Los niños y las niñas disfrutan del barrio y de la compañía de las familias. El ambiente es muy agradable y todo nos invita a estar relajadas y recrearnos en el momento. Adultos, adultas, niños y niñas van aportando su pincelada artística mientras cambian de lado para hablar entre sí, unirse a otras conversaciones y volver a aportar nuevos trazos de pintura al pilar del puente.

Después de una jornada de arte y llenas de pintura, nos volvemos para Las Latas. El tema de conversación ya gira en torno al comienzo de los proyectos ya comenzados y a la curiosidad que despiertan los nuevos. Se nota que las familias han cargado las pilas durante las semanas más cálidas del año y rebosan ganas de seguir participando, creando, aprendiendo y enseñando en el barrio de Las Latas.

LAS LATAS DISFRUTA DEL VERANO EN LAS BARCAS DEL RETIRO

Comenzamos con ilusión, hace meses, diferentes espacios que orbitaban en torno a Las Latas. Con la temporada fría a las puertas, los espacios del equipo de fútbol, el taller socioeducativo y los entrenamientos personales vieron la luz.

El apoyo con las materias escolares; las primeras manualidades ingeniosas; los primeros contactos con el balón y con el equipo; los primeros entrenamientos personales al aire libre; y la compañía que nos hacíamos. Así fue como empezamos a conocernos.

También empezaba el curso de monitores de ocio y tiempo libre. Lleno de futuros y futuras educadoras del distrito que acudían a su cita por las tardes a seguir explorando los diferentes caminos de la educación.

Poco a poco, la pensada rutina diaria comienza a entrelazarse con diferentes saraos, conciertos, competiciones, eventos culturales… y es que cuesta creer que en sólo unos meses participáramos en la creación e impulsión de Pacífico Puente Abierto; en las fiestas populares; en el vídeo fórum feminista; en diferentes torneos de fútbol; en la noche de San Juan; en la creación del escudo de Las Latas y en sus equipaciones deportivas; en el álbum de cromos de Las Latas F.C.; en las actividades de ocio cultural de Atocha; y otras tantas que se quedan en el tintero.

Hoy recordamos con cariño estos meses desde las barcas de El Retiro. Hoy sonreímos mientras nos volvemos a contar las anécdotas que nos hicieron amigas y amigos.

Hoy nos mece el agua mansa mientras imaginamos el futuro con ilusión.

 

LAS LATAS PARTICIPA EN “RETIRO EN POSITIVO”

Último día del mes de junio de este extraño verano madrileño que se nos ha plagado de nubes. Vecinas y vecinos de Distrito Retiro se reúnen, una vez más, bajo el puente de Pacífico, esta vez convocados por la iniciativa “Retiro en Positivo”. El objetivo es dar a conocer y conocerse, mostrar y dejarse enseñar. Compartir experiencias artísticas, sociales, comunitarias. Procurar, al fin, tejer colectivamente una red ciudadana poderosa y consciente.

La plataforma ciudadana “Retiro en Positivo” la componen vecinas y vecinos de Distrito Retiro que pretende poner en valor su reconocido patrimonio histórico, social, deportivo y cultural (en el que se incluyen el Panteón de Hombres Ilustres, la Nave de Motores de Metro de Madrid, El Retiro, el Museo del Prado o la Cuesta de Moyano), así como otros activos ciudadanos tales como los cuarteles de Daoiz y Velarde o las inmediaciones de la plaza de Las Californias.

Asociación Garaje aprovechó la oportunidad para hablar del proyecto Las Latas junto a Adri y a Fermín, dos vecinos que no sólo participan de las actividades, sino que son puntales fundamentales de Las Latas. Su emotiva presentación dejó claro que Las Latas no sólo es un proyecto comunitario, sino que es un espacio de colectivo que deja una impronta afectiva en todas las personas que lo componemos. Además, a lo largo de la mañana intervinieron:

Asociación de Amigos de los Gatos del Retiro.

Asociación de Amigos de los Jardines del Buen Retiro.

Asociación de Comerciantes del Mercado de Pacífico.

Asociación Mujeres Progresistas de Retiro.

Asociación REIM.

Asociación Vecinal Los Pinos Retiro Sur.

Centro de Mayores Pérez Galdós.

Centro de Mayores Pez Austral.

Centro Social Seco.

Coral Polifónica de la Villa de Madrid.

Escuela Infantil Las Nubes.

Espacio Adolescente “A nuestro rollo”.

Espacio de Igualdad Elena Arnedo.

Real Jardín Botánico de Madrid.

Taller de Dinamización de Retiro.

Finalmente, pudimos disfrutar de las actuaciones flamencas del Centro de Mayores Pérez Galdós, la bellísima música tradicional de Sonidos de la Tierra y la Colla Castellera de Madrid. Y, como no, de paella, que une tanto o más que un buen proyecto social.

LAS LATAS CELEBRA LA LLEGADA DEL VERANO

Se acercaba el solsticio de verano y con él las celebraciones de San Juan. En el barrio de Las Latas es ya tradición festejarlo por todo lo alto. Como os estaréis preguntando qué hicimos en esta fecha tan especial, ¡vamos a contaros!

Empezamos la jornada con un torneo de fútbol 7 en el que Las Latas F.C. jugamos contra dos equipos de Fundación Naif en el campo de Adelfas. El sol va calentando el terreno de juego en el que será el día más largo del año. Al poco tiempo, los dos banquillos de los equipos que están jugando ya están en otra localización improvisada a salvo del sol. Las familias al completo han venido a animarnos. ¡Nadie se quiere perder el último evento de la temporada! Los partidos transcurren con normalidad. Las Latas F.C. comienza a notar el cansancio que se acumula al ir jugando minutos contra rivales de más edad. Aunque eso no nos impide seguir dando el cien por cien como equipo. Después del torneo, aprovechamos para tomarnos unos refrescos entre las sombras que nos iba ofreciendo el parque. En esta época del año, la vegetación deja pasar sutilmente unos haces de luz color amarillo que rebotan en los arbustos y las flores de las plantas menos altas.

Por fin, después del merecidísimo descanso, charlamos entre las familias, amigos y vecinos sobre la actividad comunitaria que haremos por la tarde. Ésta no es otra que una yincana en pleno parque, un cuentacuentos y, para terminar, una magnífica batucada hecha, cómo no, ¡con latas! Ya ha llegado la tarde y la hora de más calor ha quedado atrás. Con la yincana ya montada comienzan a venir los y las niñas de Las Latas y algún otro de otro barrio que se apunta en el último momento. Después de acabar de mojarnos en el parque con la excusa del verano y la yincana, vamos a divertirnos y a aprender al cuentacuentos. ¡Está claro que el barrio está vivo y quiere celebrar!

Está atardeciendo en el barrio de Las Latas y los y las peques del espacio socioeducativo del proyecto de Las Latas están reunidos tramando algo. El primer jaleo lejano empieza a notarse, van llegando y nos sorprenden con su maquillaje y sus instrumentos totalmente artesanos hechos a partir de latas, imaginación y mucho amor. Las personas que se encuentran en las inmediaciones se acercan al oír la canción de Las Latas. Primero por la propia canción, después se quedan asombrados por la ornamentación de los instrumentos.

Pero lo que más engancha es el salero y el carisma con el que los chicos y las chicas de Las Latas van marchando en formación de batucada a un mismo son. Un son de alegría, de amistad y de identidad comunitaria. Un son con el que quedó inaugurado el verano:

¡Mira quiénes somos,

Las Latas!

¡Escucha cómo suena,

Las Latas!

¡Canta con nosotros,

Las Latas,

Las Latas,

Latas, Latas!

 

LAS LATAS ORGANIZA LA SESIÓN JUVENIL DEL FESTIVAL DE CINE LAS CALIFORNIAS

Por Idaira Martín

Ésta es la historia de cómo se nos empezó a ir la olla. Como muchas personas sabéis, el Centro Social Seco organiza anualmente un festival de cine social, Las Californias, que suele durar alrededor de cuatro días y este año era su undécima edición. La diferencia con otras muestras anteriores radicó en que esta vez incluyeron una sesión para juventud, cuya organización dejaron en manos de quienes formamos parte del Curso de monitoras y monitores de ocio y tiempo libre de Servicios Sociales de Distrito Retiro, que imparten Asociación Garaje y Escuela de Tiempo Libre Magni. Lo que la gente del Centro Social de Seco no sabía es que cuando nos ponen como única pauta “haced lo que queráis” nos venimos muy arriba.

La película elegida para ser proyectada fue “Requisitos para ser una persona normal”, dirigida y protagonizada por Leticia Dolera. Hay que decir que el título nos lo puso a puntito de caramelo: ¿personas normales? Pero… ¿eso qué es?, ¿se come?, ¿es un animal mitológico? ¡Socorro! Os invitamos a que veáis la película porque os hará reflexionar sobre el concepto de normalidad en la sociedad de hoy en día.

Personalmente consideramos que no existen esa clase de seres legendarios, así que decidimos montar un cine fórum como si se tratase de una investigación médica en la cual mediríamos el índice de normal de las personas asistentes y las dividiríamos según su categoría social. Ahí entramos en juego el equipo de organización con nuestras dotes de interpretativas dignas del Teatro Real. Nos hicimos pasar por doctoras y doctores vistiendo sus mejores galas con batas, uniformes y chapitas con nuestros nombres profesionales: la doctora Pancracia como directora del proyecto, la doctora Scotex, el doctor Garbanzo y, por último, las doctoras Lady y Gaga. Seguro que estáis preguntándoos por qué narices tenemos esos nombres, pero relax, todo a su debido tiempo.

La sesión transcurrió de la siguiente manera: dos de las doctoras estaban en la puerta de entrada repartiendo un sobre sellado a cada una de las personas que iban llegando a la sala de experimentación, es decir, a la sala de cine. Nadie podría abrir este sobre hasta recibir órdenes de la doctora y directora Pancria. Dentro del mismo había un bolígrafo y una lista que recogía una serie de ítems que cada cual debía marcar con una “X” en función de si los cumplía o no, como por ejemplo: tener una casa, tener un trabajo que le guste, una familia unida, hacer deporte, círculo de amistades cercano etc. Una vez explicado este paso, contaban con 4 minutos para hacerlo. Quienes cumplían entre 0 y 5 requisitos pasaban al stand número 3 con la doctora Scotex, quien les esperaba con una mesa medio rota donde podían encontrar rollos de papel higiénico y una basura por si lo necesitaban.

Aquellas otras que cumpliesen entre 6 y 10 requisitos debían dirigirse al stand número 2 con el doctor Garbanzo, quien tenía una mesa de barra coja, vasos de cartón, una garrafa de 5 litros de agua y un piscolabis con el peor fruto seco de la historia: el garbanzo. Bueno… vale… hay que decir que finalmente nos resultó imposible hacernos con esos garbanzos porque no los venden por bolsas individuales. Nuestra teoría es que están tan malos que ni aún habiendo un apocalipsis zombie tipo The walking dead se los comería la gente, así que por eso no los embolsan por separado.

Por último, aquellas personas hubiesen rellenado entre 11 y 15 ítems debían dirigirse al stand número 1 donde las doctoras Lady y Gaga les esperaban con un equipazo de música sonando a todo trapo la canción Bad Romance, un cartel de bienvenida, mucho confeti, una mesa digna de un despacho de abogacía, vasos divinos de la muerte y un montón de refrescos variados.

Obviamente, la cara de la gente era de póker, nadie entendía nada -y seguro que tú, quien lee estas líneas, tampoco-. Después de unos 5 minutos en esta situación volvimos a pedir a todas las personas que tomasen asiento explicándoles que proyectaríamos un vídeo en el cual se explicaría el porqué de esta situación. Sí, ese vídeo era la película de “Requisitos para ser una persona normal”. Como no queremos haceros spoiler no vamos a profundizar mucho en esta parte, simplemente explicaros que al fin y al cabo se trata de una crítica social al modelo de vida que debemos seguir y las cosas materiales que debemos tener para que la sociedad no nos excluya como personas poco exitosas y/o frikis. De ahí los ejemplos anteriores sobre la casa, amistades, familia, trabajo etc. Ya sabéis que quienes cumplen esta serie de requisitos son tenidas en cuenta como personas de éxito por el sistema capitalista en especial, quien nos hace soñar con ese modelo de vida perfecto desde nuestra infancia.

Como la propuesta de la película pasa por visibilizar otras formas de vivir cuya premisa principal es la felicidad, decidimos que el debate girase entorno a 3 reflexiones: la primera, se trataba de un ejercicio de introspección en el que se preguntasen si aquello que habían marcado en sus listas lo estaban haciendo porque realmente les gustaba o por imposición social. En segundo lugar, que reflexionasen sobre si les hacían felices. Y, en tercer lugar, invitamos a romper literalmente es dichosa lista por la mitad para crear de manera conjunta una nueva con aquellas cosas que les hacían personas anormalmente felices. Os podemos asegurar que lo que salió de ahí no tenía ni una sola característica común con la lista estandarizada que habían entregado al comienzo. Se soltaron la melena y tiraron bien lejos las mochilas de imposiciones sociales que llevaban cargando a su espalda toda la vida. Tanto es así que algunas de las características que les hacían anormalmente felices eran: comer croquetas veganas del Mercadona, levantase los fines de semana a las 11 de la mañana para desayunar y volver a acostarse, dormir la siesta con su pareja o desayunar pizza del día anterior. ¿Y tú?, ¿haces lo que haces por imposición o por felicidad?

LAS LATAS PARTICIPA EN ABRIMOS PACÍFICO, LA GRAN FIESTA DE PACÍFICO PUENTE ABIERTO

El 17 marzo de 2018 Las Latas participó con varias iniciativas en el evento Abrimos Pacífico, la fiesta de presentación de cara al Distrito Retiro del proyecto Pacifico Puente Abierto, una iniciativa que conjuga de forma sostenible dos campos polivalentes, el deporte y el arte, dentro de un marco social de convivencia y participación vecinal.

Es una mañana de sábado que amanece nublada. Las predicciones para el día son: algo de lluvia, algo de nieve y algo de sol. Todo ello ocurriendo de manera aleatoria. No obstante, nuestra ilusión por participar en la fiesta de Pacífico Puente Abierto es inquebrantable, sin olvidar que estar bien protegidos debajo del Puente de Pacífico también ayuda. Así que quedamos en Las Latas con jugadores y jugadoras, así como sus familias y demás compis del equipo técnico. Comenzamos a preparar todo lo necesario para el encuentro: hay muchas pancartas, photocall, y ganas, muchas ganas.

Llegamos a Pacífico Puente Abierto, ¡el ambiente es genial! Está a rebosar de gente, de actividades y de colectivos deportivos y sociales pasándolo en grande. Hay baile, patinaje, parkour, baloncesto… ¡se podría decir que nos cuesta llegar al campo de fútbol! Una vez todo listo, una marea de madres y padres abarrota una de las bandas con todo tipo de pancartas y trompetas. Falta poco para comenzar el partido, sale al campo la alineación titular y suena el pitido que marca el principio de algo para lo que hemos trabajado mucho tiempo: nuestro primer partido oficial como Las Latas FC.

Enfrente tenemos un equipazo, el de Fundación NAIF. El partido transcurre con deportividad y calidad a partes iguales. A pesar de algunas dificultades que ofrece el suelo mojado y la gran asistencia de público que en algunas ocasiones llega a invadir el campo, el equipo de Las Latas se mantiene fiel al plan de juego. El marcador nunca se distancia por más de dos goles hasta acabar con un empate a 6. ¡Es un buen comienzo!

Ahora le toca a Las Latas FC estar en la “grada” para continuar disfrutando de todas las propuestas de Pacífico Puente Abierto. Poco después, es el turno del espacio de rap de Las Latas. El público se arremolina en torno al escenario, ¡somos muchas personas deseando que empiece el show! Los niños y niñas de Las Latas consiguen hacerse con la primera línea de uno de los laterales.

 Después del gran directo, nos entrevistan para Ágora Sol Radio y acto seguido se comienzan a repartir las primeras raciones de la deliciosa paella vegana que se ha preparado para la ocasión. De pronto, nos damos cuenta de que se ha quedado un día soleado y radiante que hace honor a lo bonita que ha sido la jornada de Pacífico Puente Abierto y de la comunidad creando redes y participando.

 

LAS LATAS DISFRUTA DE LA NAVIDAD EN LAS ACTIVIDADES DE LA CUESTA DE MOYANO

Es Navidad de 2017, así que el pasado día 28 de diciembre disfrutamos de una gran salida con los niños y niñas que forman parte del espacio socioeducativo y deportivo de Las Latas. Planteamos una actividad más distendida en la que todas y todos pudiésemos disfrutar de la magia que envuelve a Madrid en esas fechas. Ya durante el trayecto, en el que nos movimos en metro desde Las Latas hasta Atocha, descubrimos los lugares subterráneos de Madrid, mientras pasábamos un rato ameno y alegre. ¡Se nos pasó volado el trayecto hasta la Cuesta de Moyano!

Una vez allí llegó el momento esperado: ¡EL TOBOGÁN DE HIELO! Y sí, era literalmente eso, una gran cuesta para poder deslizarnos con unos grandes trineos en forma de donut. Nos lanzamos a la aventura, una y otra vez sintiendo esa felicidad cuando realmente se disfruta, sin preocupaciones, sintiéndonos todas y todos libres por media hora.

Después de soltar tanta adrenalina había que volver a coger fuerzas, y qué mejor solución que… ¡unos churros con chocolate para entrar en calor! Mientras, disfrutábamos del ambiente de la Cuesta de Moyano y las numerosas actividades que allí se estaban realizando. Tuvimos la oportunidad de jugar y despejarnos con juegos tradicionales y creativos, disfrutándolos mucho más al estar en un espacio novedoso. Así esperamos a la siguiente actividad prevista: una función de teatro llamada “Cuentos a caballo”, en la que recreaban a través del humor y la participación del público historias y canciones de etapas históricas y de la actualidad.

Fue un día lleno de vivencias inolvidables en el que todos y todas disfrutamos del frío, de las actividades y, sobre todo, de la gran compañía, las niñas y los niños de Las Latas.