LAS MUJERES DE LAS LATAS ESCALAMOS A LO MÁS ALTO

Llevamos un mes esperando con ilusión la siguiente salida deportiva de nuestro grupo de mujeres de Las Latas. Buen tiempo, el sol picando durante largos ratos, por fin, en la piel. Las flores, la brisa y el aroma a primavera. Todo nos acompaña para irnos de escalada.

El rocódromo de Madrid Río, Roc30,  es imponente pero la colchoneta gigante que hace las veces de suelo nos da tranquilidad, así que comenzamos a calentar. Mientras tanto, no dejamos de mirar a las alturas imaginando la manera en la que conseguiríamos llegar ahí arriba.

Llega el momento de la acción y hay que enfrentarse a la pared. Comenzamos con los pasos más fáciles, pero eso dura poco y rápidamente nos ponemos con las rutas que llevan a la media pared.

Es entonces cuando los monitores del rocódromo nos dan una lección rápida de cómo se usa el equipo y cómo se asegura a la compañera que está escalando.

Es un buen momento para estrechar lazos, ¡nuestra integridad física y experiencia escalando dependen ahora de la compañera que está asegurando y de la confianza que tenemos en ella! Así que… ¡vamos para arriba!

Nos preparamos tres vías, cada cual más difícil y vamos probando por cada una de ellas. Los brazos pesan, las piernas tiemblan, pero no podemos parar de probar y probar combinaciones para lograr escalar hasta el final de la vía, todas las compañeras están empujándonos desde abajo con sus gritos de ánimo y apoyo.

Al final, después de muchas vías hechas, y de alguna novatada en la escalada, salimos radiantes de energía y felicidad. ¡Cualquier excusa es buena para irnos juntas a vivir experiencias nuevas!

Y, para la siguiente, tenemos una gran sorpresa preparada…

TRIPLES PARA LAS LATAS

La primavera nos ha traído los primeros estornudos y ojos rojos, también los primeros almendros en flor y los primeros rayos de sol que se pueden tomar sin sufrir congelamiento. No sabemos si Ese es el motivo de que nos hayan entrado aún más ganas de seguir viviendo nuestra ciudad o es por otra cosa, pero la realidad es que ¡este domingo estamos deseando disfrutar juntas!

Hemos quedado en Las Latas a media mañana para irnos al Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid, del que tenemos la suerte de tener aquí al lado, junto a la calle Goya.

Hace un día inmejorable para recorrerse las históricas calles aledañas al estadio y no tenemos otra guinda para el pastel que entradas para el encuentro de la semana de la ACB: Estudiantes vs UCAM Murcia. Un encuentro del más alto nivel donde el UCAM Murcia viene de estar desarrollando un juego muy sólido y físicamente muy trabajado.

Nuestros asientos están tan cerca de la pista que podemos chocar las manos con los jugadores y el staff, pero lejos del lugar desde el que lanzan los obsequios publicitarios a la grada.

Desde ahí podemos ver de cerca las entradas y mates a canasta, las caras de incertidumbre de los árbitros y más de un golpe contra el parqué de los jugadores. Desde luego, ¡unos asientos de lujo!

El partido trascurre segundo a segundo como una lucha incesante por la victoria. En los tiempos muertos y entre cuartos aprovechamos para inmortalizar los mejores momentos en la app de fotografía y redes sociales de moda.

Al finalizar el encuentro, emprendemos el camino de vuelta a Las Latas. Esta vez es diferente, el regreso nos da para seguir comentando las mejores jugadas; repetir las anécdotas más graciosas; improvisar una competición en el metro a ver quién lograba el mejor sitio en el banco para esperarlo; y quizá también para alguna que otra foto de recuerdo y es que ¡estas excursiones nos encantan!

La llegada al barrio nos deja la sensación de un domingo primaveral para recordar y seguir haciendo familia en “Las Latas”. ¡Estamos deseando compartir con vosotras la siguiente!

LAS LATAS VS NAIF, EL DERBI DE RETIRO

Son las siete y media de la tarde. Comienza a anochecer. El campo de fútbol de Las Adelfas está lleno de chicos y chicas entrenando. Al fondo, se ve algo diferente. En una de las porterías encontramos una pancarta colgada con la ya famosa furgoneta de Asociación Garaje y con el escudo de Las Latas F.C., nuestro equipo, en ella.

Comienzan a llegar los primeros jugadores y jugadoras. Miran tímidamente a los miembros del equipo contrario: NAIF. Aunque nuestros contrincantes nos superan en número, eso sólo hace que nuestro equipo se esfuerce mucho más para hacer del partido un espectáculo del que todas disfrutemos.

Así que, sin mucha demora, empiezan el calentamiento por la banda y la elección de campo. A los pocos minutos el árbitro da comienzo al partido.

Jugadores y jugadoras de azul y de morado corren por el terreno de juego. El partido es muy intenso, pero también sentimos toda la energía de la grada. Tambores y trompetas animan a los jugadores y jugadoras de Las Latas. El himno de nuestro equipo ya está claro y suena por el megáfono: Aquí estamos en Las Latas, en distrito de Retiro, bienvenidos a mi barrio, queremos jugar contigo. Y es que, a la vista está, jugar y pasárnoslo bien se nos da de maravilla.

El partido se desarrolla con vertiginosa velocidad. Cambios de ritmo, aperturas de espacio y pases en profundidad van calentando a la grada. Estamos disfrutando de un partido donde abundan las ocasiones y sobre todo el fair play. El árbitro no duda en parar el partido cuando es necesario para corregir la técnica o para relajar tensiones y fomentar el respeto, el buen trato y la amistad entre jugadores y jugadoras.

Suena el silbato, el partido ya ha terminado. Sudorosas caras de satisfacción aparecen en las fotos. De vuelta a Las Latas se comentan las mejores jugadas del partido. Es muy bonito ver cómo pequeñas y mayores trabajan en equipo y más cuando el resultado es una dulce victoria de la que ya se está hablando en redes sociales. También se están comentando y compartiendo las mejores fotos del encuentro y de la grada, tanto o más que las mejores jugadas. ¡En Las Latas siempre tenemos ganas de lucirnos y enseñar lo bien que nos lo pasamos en el barrio!

LAS LATAS TAMBIÉN PATINAN

Es febrero y en el espacio de cuidado personal de Las Latas nos apetece practicar deportes de invierno, ¿qué mejor opción que el patinaje sobre hielo? Al frío le queda un suspiro y no podemos dejar pasar la ocasión, así que rápidamente organizamos el autocar y reservamos la pista.

Llegamos al Pabellón de Hielo de Leganés muy motivadas (y algo crecidas), exceso de confianza lo llaman. Rápidamente el hielo nos pone en nuestro lugar, creednos si os decimos que este deporte es más difícil de lo que parece en un primer momento (no en vano, tenemos un extenso recopilatorio en vídeo de las caídas más top de la tarde). Nuestro equipo ya tiene nombre: “Comando barandilla”.

Pero, aunque inicialmente la barandilla se muestra como nuestra mejor amiga, nuestro progreso va en aumento. Finalmente, la tarde da hasta para grabarnos vídeos de un merecido postureo y otros de alguna acrobacia artística. También para vaticinar cómo serán las agujetas de los siguientes días.

Patinar puede ser una actividad dura, pero también muy divertida y más si es con este grupo de mujeres donde cada día nos conocemos y nos apoyamos más, tanto dentro como fuera de la pista.


DE BOLOS Y LATAS

Durante estos días que están entre festivos, campamentos de invierno y vacaciones escolares, en Cuidado Personal de Las Latas no tuvimos otra opción que marcarnos un plan para nosotras que consiste, mayormente, en desplegar un elegante juego de pies con nuestros zapatos sobre la tarima y no, no es bailar. Nos estamos refiriendo al deporte de los trescientos puntos: amado y odiado a partes iguales por el mundo amateur del bowling.

Y así lo vivimos nosotras. Tras una breve explicación teórica sobre la hipotética tirada perfecta, se comenzaron a suceder tiradas directas a la alcantarilla y tiradas de pleno.

Por supuesto, no podía faltar la grada animando en cada tirada, fuera cual fuera el resultado, a ritmo de rumba (excepto si ya llevabas un par de plenos seguidos, entonces el aplauso era más tibio).

Es interesante ver cómo, desde las mayores a las más jóvenes, todas nos desenvolvemos con una destreza similar en la pista. Todas con nuestros momentos de tocar fondo y casi todas con los momentos de strike. Las competiciones que van surgiendo y las improvisadas profesoras que asesoran técnicamente a las tiradoras que no consiguen sumar tantos puntos como ellas en una ronda concreta.

En resumidas cuentas, se trató de una tarde donde practicamos un deporte muy divertido, estuvimos dedicándonos mucho tiempo a charlar entre nosotras y, por supuesto, una tarde de pocos puntos, unos cuantos bailes y muchas carcajadas.

¡Para muestra, un botón!

LAS MUJERES DE LAS LATAS SE CALZAN LOS ESQUÍES

El grupo de mujeres de Cuidado Personal, integrado dentro del proyecto de intervención social comunitaria “Las Latas”, decidió en diciembre ir más allá del barrio para calzarse los esquíes y disfrutaren la pista de esquí cubierta de Xanadú. Para algunas era la primera vez, para otras una nueva oportunidad de volver a practicar este bonito y exigente deporte.

Como siempre, la pista de esquí indoor estaba a cuatro grados bajo cero, lo que nos hizo cambiar el chip, para empezar la clase con mucha energía. Primero, una lección básica sobre la colocación del material, seguida de otra de técnica de frenada.

Ya estamos listas para seguir aprendiendo, esta vez, en la primera pendiente. Se van sucediendo los descensos, la técnica se va depurando y nuestro estilo es ya over 9000. Y no exageramos al afirmar que vamos derrochando estilo en cada giro, en cada frenada y en cada caída de culo, hemos venido a esquiar y nuestro cometido es descender, como sea.

Ciertamente, resultó una tarde muy bonita, compartir momentos diferentes, deportivos y de apoyo mutuo, saliendo de la rutina diaria nos llena de vida. Porque esquiar está genial, pero que estemos juntas en la nieve y al día siguiente estemos juntas sufriendo las agujetas es lo que, día a día, tiene un valor que no se puede calcular.

Al final, esta excursión nos ha dejado una nueva experiencia, fotos con el yeti, aprendizajes y a alguna de nosotras tirada por la nieve con un ataque de risa. Por supuesto, también nos ha dejado mucho amor y cuidados, ganas de crecer como grupo y nuevos lazos entre nosotras.

¡Nos vemos en la próxima!

LAS MUJERES DE LAS LATAS NOS VAMOS AL SPA

Llegan los primeros días fríos de la temporada. Llueve, corre el viento y la noche llega pronto. Las mujeres del espacio de Cuidado Personal del proyecto de intervención comunitaria “Las Latas” tenemos ganas de seguir cuidándonos, aprendiendo y explorando nuevas experiencias. Estas fechas se nos antojan ideales para comenzar con nuestras actividades invernales y la de hoy tiene muy buena pinta porque… ¡nos vamos al spa!

Ya estamos todas a la entrada del lugar. Sonrientes, en una tarde donde el sol se intuye tímidamente y el frío se hace sentir en las mejillas. Esperamos fuera a las últimas que van llegando, aunque nuestra mente parece que ya está dentro, sumergida en las aguas termales. Después de un breve speech de bienvenida y de las propiedades saludables de los baños termales, nos ponemos la ropa de batalla: bañador, chanclas de goma último modelo y el gorro de baño que no hay manera posible de que quede puesto dignamente.

Dentro nos encontramos con un circuito de espacios muy sugerentes. Enseguida sabemos que la zona baño que tiene el agua calentita, los chorros y las burbujas, va a postularse como la favorita, aunque sin desmerecer al baño turco. Empezamos por la zona de baño, un gran sitio para empezar a ponernos al día y relajarnos entre las burbujas. Fuimos probando las diferentes estaciones de hidromasaje y encontrando las que más nos gustaban.

Después pasamos al baño turco, las sensaciones son divertidas. Una sala silenciosa donde comienza a animarse la tarde mientras hablamos de todo. Nos dedicamos a arreglar el mundo y a pensar en el futuro. Fue un sitio donde intercambiamos experiencias y vivencias de los más variopintas mientras unas estábamos sentadas, otras de pie y alguna que otra cerca de la puerta, comprobando que el spa estuviera en orden y, si entraba algo de aire frío de paso, disfrutando disimuladamente de éste.

Aunque, he de deciros que, lo más divertido fue la ducha escocesa. Ese, ya maldito por nosotras, lugar donde por alguna extraña razón alguien ha pensado que sería una gran idea lanzarte chorros de agua congelada sin avisar y justo después de estar disfrutando del agua termal. Fueron muchos (o algunos) los gritos de gélida sorpresa al recibir semejante hidroterapia. Ciertamente, el quid era divertirnos desde fuera mientras nuestra compañera disfrutaba de una agradabilísima sesión de ducha escocesa.

Para terminar, nos dimos una ducha con aceites de almendra muy relajante. Al salir del spa, estábamos tan relajadas que hubiéramos podido irnos a dormir por varios días… ¡qué maravilla, estamos deseando volver a repetir con una experiencia nueva!

 

LAS LATAS GOLEA POR LA PAZ

Es una tarde de lo más típico por estas fechas. Llovizna, árboles desnudos y una brisa algo más que fresca. Estamos esperando a los últimos y últimas rezagadas en el barrio. El horario del colegio nos deja un margen muy modesto para vestirnos con la elástica de Las Latas F.C. y salir hacia el II Foro Mundial sobre las Violencias Urbanas y la Educación para La Paz, invitados por Dragones de Lavapiés.

Una vez en el icónico Matadero de Madrid, nos encontramos con un campo improvisado y unos circuitos de habilidades que, mientras las familias pasaban a ocupar las mejores localizaciones, observábamos con ganas mientras nos calzábamos las botas. El calentamiento consistió en completar una serie de pruebas de habilidad futbolística a la vez que se contestaban preguntas sobre educación para la paz. Diferentes ejercicios nos hacían bombear la sangre a nuestros músculos y una batería de cuestiones nos agilizaba la mente. Las familias permanecen expectantes. Los rivales no aparecen y las últimas noticias no son esperanzadoras: finalmente no se presenta ningún equipo contra el que jugar.

Aún así, el espíritu de Las Latas F.C. es el de disfrutar y compartir el momento. ¡Hemos venido, estamos animados y animadas y vamos a improvisar un plan para pasar una tarde marcando goles por la paz! Mientras los y las peques del equipo siguen jugando y participando de las diferentes pruebas sobre habilidades futbolísticas y educación para la paz, los más mayores de Las Latas F.C. se incorporan a una pachanga con otros chicos que ya estaban utilizando el campo. La diferencia de edad es notable, igualmente la diferencia física. Pero estamos aquí para demostrar que el deporte es una herramienta para la paz y la convivencia, para demostrar que la diferencia de edad y de capacidades no es una excusa para la exclusión. Efectivamente, la actividad se desarrolla de manera intensa y saludable. Reina la cooperación y la diversión con alguna ocasión estelar de los jugadores de Las Latas F.C.

Llega el turno para el siguiente partido. Los y las peques de Las Latas F.C. se reparten en dos equipos y comienzan a aplicar los conocimientos que practicamos y aprendemos en nuestros entrenamientos. A su vez, los mayores descansan mientras toman la merienda y recuperan fuerzas. A los pocos minutos de comenzar el segundo partido, los mayores del equipo se acercan a la banda para dar ciertas indicaciones y animar a los y las suyas. Es un partido emocionante donde prevalece un estilo de juego conservador: se buscan las opciones de pase como medio de progreso en el ataque. Esto hace que el público esté expectante y disfrutando de la elaboración del juego en equipo y de los contraataques repentinos. ¡Queda patente que la comunicación en Las Latas F.C. está muy bien engrasada!

Empieza a llover ligeramente, apenas chispea, aunque hay que extremar las precauciones sobre el firme. También va oscureciendo y eso complica la jugabilidad así que bajamos un poco el ritmo del partido por seguridad. Al terminar el partido, pasamos los últimos momentos de la tarde recibiendo las medallas y aprovechando para posar ante las cámaras de las familias, amigos y amigas que vinieron a acompañarnos en esta jornada donde Las Latas F.C. goleó y ganaron las ciudades de paz.

LATAS CONTRA DRAGONES: LAS LATAS F.C. RECIBE EN ADELFAS A DRAGONES DE LAVAPIÉS

Es lunes y hace una semana que participamos en el torneo por categorías de fútbol sala de Lanzamos Pacífico, con bonito resultado. Es un día perfecto para mantener el nivel competitivo que llevamos tiempo perfeccionando. Esta vez nos acompañarán Dragones de Lavapiés, una iniciativa deportiva vecinal del barrio de Lavapiés que entiende el fútbol como una oportunidad para la construcción de comunidad. Nuestro rival, que viste de amarillo, luce un amplio banquillo y un cuerpo técnico muy dedicado. Su fama les precede y entenderemos el porqué en cuanto empiece el encuentro, va a ser un partido disputado y emocionante a partes iguales. Una vez llegan Dragones de Lavapiés al campo de Las Latas, en el Polideportivo Adelfas, no tardamos en ponernos al día, no en vano nos conocemos de diferentes espacios y somos todos amigos, amigas y gente conocida.

El ambiente distendido dura hasta que ambos equipos se dirigen a ocupar sus diferentes posiciones en el campo. Nuestro capitán, entonces, se dirige voluntariosamente hacia el otro equipo con una clara intención hospitalaria. Les ofrece balones para que puedan calentar realizar un calentamiento como si estuvieran en casa. También les indica dónde están los vestuarios y cuál es el grifo del agua más fresquita que hay en las instalaciones. Dragones de Lavapiés aceptan encantados todo lo que les ofrecemos. El ambiente de deportividad y de jornada recreativa está garantizado. Las familias ya están situadas en los bancos exteriores del campo, donde la sombra los cobija amablemente de un sol de justicia. Las pancartas están listas, las familias en pie muy atentas y la canción de Las Latas está sonando por primera vez en un evento comunitario. Todo ello acompañado por la gran presencia que aporta la enorme lona del escudo de Las Latas F.C.

El silbato da comienzo al partido con un pitido que retumba en los edificios colindantes. En el primer minuto, Las Latas F.C. deja obsoleto el empate a cero con el primer gol del encuentro. La ventaja inicial nos da algo de confianza y un leve margen para respirar algo más tranquilos, más aún cuando a los pocos minutos volvemos a materializar otra ocasión de gol. El inicio de la primera parte tiene un equipo que claramente está dominando el juego, pero acabará pronto. Dragones de Lavapiés no tarda en comenzar a imponerse con un estilo de juego ofensivo y que pretende aprovechar la más mínima oportunidad que consigan crear en campo contrario. Así es como comienzan a llegar los goles de Dragones al marcador. Se siguen sucediendo ocasiones a partes iguales. Las Latas pierde el liderazgo en el marcador para pasar a compartir un empate. Se van sucediendo los goles dando ventajas momentáneas a alguno de los equipos hasta que llegamos al descanso de la primera parte.

Al comenzar la segunda parte, Dragones de Lavapiés consigue una clara ventaja. Primero por un gol, después intenta amedrentarnos con varias ocasiones y consiguen otro gol más. No en vano acaban imponiéndose con un tercer gol de ventaja. El marcador ha pasado de un empate a cuatro goles a un cuatro a siete algo doloroso. Estamos ante una oportunidad para reforzar el trabajo en equipo y reconvertir la frustración en acción. El equipo no pierde el ritmo y enfría la cabeza. El plan está claro, hay que mantener un juego de toque por la banda derecha y mantenernos en las posiciones de cada uno. Es así como, poco a poco, comenzamos a tener ocasiones. No entran, pero es cuestión de tiempo. ¡El gol llega! Queda todavía un duro camino hacia la remontada, así que el capitán recoge la pelota y la vuelve a situar en el centro del campo, no hay tiempo para celebrar. Acaba llegando otro gol, estamos a tan sólo un gol del empate y quedan menos de noventa segundos de partido. El tiempo se va agotando fugazmente mientras parece que el juego avanza a cámara lenta. Dragones de Lavapiés recupera un balón, se dirige hacia nuestra portería y chutan fuera. Entonces Javier coloca el balón para hacer un saque largo a la otra portería. El equipo completo sube al ataque, quedan pocos segundos.

El saque largo atraviesa casi la totalidad del campo con un vuelo raso y poco parabólico. El primer bote se produce en una parte crítica del área contraria propiciando que el balón coja una altura y velocidad que lo dirigen peligrosamente cerca de la escuadra. El portero, que estaba algo adelantado y sin prever un saque de estas características, salta con todo su ímpetu para despejar el balón. La máxima extensión del salto no es suficiente para imprimir al esférico la fuerza necesaria para cambiar su inercia hacia una dirección fuera del arco. El balón acaba subiendo, pero no lo suficiente como para llegar a golpear el larguero de lleno y acaba entrando en la portería por toda la escuadra ante la atónita mirada de decenas de jugadores, los equipos técnicos y las familias. ¡GOL! Empate sufrido y caras que sonríen después de haber olvidado el individualismo y haber compartido en equipo el sacrificio, la generosidad y la empatía. La tarde nos ha dejado un momento precioso de deporte en comunidad y la suerte de poder compartirlo con un equipo tan bueno en lo humano y en lo deportivo, como lo ha sido Dragones de Lavapiés y con la vecindad del barrio de Las Latas, ¡gracias compis, la vuelta en Lavapiés!

LAS LATAS F.C. ECHA A RODAR EL BALÓN EN LANZAMOS PACÍFICO

En Las Latas llevamos tiempo preparando el evento comunitario “Lanzamos Pacífico” con mimo, cariño y con la idea en mente de que el 10 de junio de 2018 se recuerde como el día que lanzamos Pacífico a lo más alto. El deporte fue el protagonista de la jornada comunitaria “Lanzamos Pacífico”. El puente de Pacífico se llenó de entidades y colectivos deportivos de Distrito Retiro. Las disciplinas fueron variadas: parkour, tai-chi, k-pop, danza integrada, baloncesto, patinaje… Y en Las Latas, ya sabéis, nos pirramos por el fútbol.

Ya desde la salida de casa los ánimos están a cien, y eso que todavía no hemos salido hacia las canchas de Pacífico. Las familias vienen en tromba con el equipo: carritos de bebé por aquí, otras personas con pancartas por allá… ¡Se avecina una gran mañana en comunidad! Llegamos a las canchas y rápidamente nos ponemos a calentar. Primero jugarán los más pequeños de Las Latas F.C. un triangular contra Fundación Naif y Grupo Scout Paz mientras el resto del equipo y las familias animan desde la grada. El primer partido se desarrolla según lo previsto. Salen algunas jugadas ensayadas y las y los jugadores están activos. Finalizamos el encuentro con un empate y seguidamente nos mentalizamos para el siguiente. Del último partido dependen las posibilidades de ganar el torneo.

El siguiente y último partido de los y las peques de Las Latas F.C. se juega con más intensidad. ¿Salen jugadas? Sí. ¿Cada jugador y jugadora atiende a su función estratégica? Sí… ¡pero es la calidad individual la que hace que en los últimos momentos nos llevemos la victoria! ¡La grada estalla en gritos de júbilo! Y es que, matemáticamente estamos primeros a falta de que se juegue el último encuentro entre los otros dos equipos. ¡Si finalizase con un empate o con la victoria de Grupo Scout Paz seríamos campeones de la categoría de peques del torneo! Y así sucede, gana Grupo Scout Paz y queda con tres puntos, Fundación Naif con un punto y ¡Las Latas F.C. gana el torneo en su categoría con cuatro puntos!

Ahora el turno y la presión pasan al equipo de la categoría superior de Las Latas F.C., damos comienzo al torneo de la siguiente categoría de edad. Fútbol intenso y veloz contra un rival que juega muy bien y agresivo. Los dos equipos están dando todo un espectáculo jugando al toque rápido y al ataque. Multitud de ocasiones se van sucediendo, aunque pocas con verdadero peligro gracias a la defensa de ambos equipos. ¡La grada se está quedando afónica de animar! Terminamos con un dramático empate en los últimos segundos del partido. Bien cansados pero muy contentos por el juego en equipo y el sacrificio.

Ahora queda ver a los otros dos rivales jugar mientras recuperamos fuerzas y hacemos cuentas para ver cómo planteamos el partido final. El último partido nos vale una ventaja de 2 goles para ganar el torneo por golaveraje. Así que arrancamos con las pilas cargadas y cada uno con las tareas muy claras en mente. Pasados pocos minutos, la concentración comienza a dar sus frutos y rápidamente conseguimos una ventaja de tres goles. La prioridad ahora es mantener el resultado y centrarnos en probar los últimos aprendizajes de los entrenamientos. Seguimos aumentando la ventaja en el marcador un poco más mientras nos acercamos al final del encuentro.

¡Por fin, el pitido que indica el final del partido y del torneo! ¡Quedamos primeros a un punto de los segundos! Ha sido una mañana redonda de fútbol en equipo con la compañía de las familias. Ahora toca reponer fuerzas y seguir disfrutando de los frutos del esfuerzo en Lanzamos Pacífico.