A LA EDUCACIÓN POR EL FÚTBOL EN LAS LATAS

En el proyecto de intervención social comunitaria de “Las Latas” llevamos más de un año con un equipo de fútbol formado por chicas y chicos de entre siete y trece años. Ante el gran número de participantes, se nos ha abierto una oportunidad de seguir generando espacios donde florezca el tejido afectivo en el barrio a través de proyectos educativos. Nos referimos, por supuesto, a la oportunidad de comenzar a crear escuela en el equipo Las Latas F.C.: es el momento de comenzar a responsabilizar y a formar, poco a poco, a los mayores del equipo para con los y las más pequeñas.

Así, hemos creado un nuevo espacio de “Teoría educativa aplicada a través del fútbol” donde los mayores del equipo participan adquiriendo formación; indagando en conocimientos del currículo escolar a través del hilo conductor del fútbol; y participando de la toma de decisiones y diseño de los entrenamientos que tendrán lugar después con Las Latas F.C. De esta manera, los mayores van adquiriendo diferentes capacidades que poco a poco les permitirán hacerse cargo una parte del desarrollo futbolístico de los y las más pequeñas, guiándolos y acompañándolos en el proceso a la vez que se refuerzan los lazos relacionales dentro de la comunidad. 

En este espacio también nos adentramos en desentrañar los secretos del fútbol mediante las matemáticas y la física. Preguntas como “¿por qué un balón coge efecto?”, o “¿de qué manera puedo correr más rápido?” nos permiten indagar en ámbitos de una manera superficial como la biomecánica, el conocimiento del cuerpo humano o las ecuaciones básicas sobre sólidos y fluidos. Es así como, mediante el fútbol, aprendemos conocimientos directamente aplicables al deporte y también estimulamos la curiosidad de materias escolares aplicándolas directamente al fútbol.

A día de hoy, es una dinámica de trabajo semanal muy productiva para el equipo. Los mayores van tomando conciencia de lo importante que es cuidar a todas las personas de la comunidad y de la responsabilidad que tienen con los y las más pequeñas. Van descubriendo que ellas y ellos los perciben como modelos a seguir, con respeto y profunda admiración y eso genera que sientan la responsabilidad de cumplir con las altas expectativas que tienen sobre ellos. A su vez, los y las pequeñas del equipo están más motivadas ahora que siente que los mayores están más pendientes, en una manera constructiva, de ellas y ellos y desean esforzarse más por poder mejorar, crecer, avanzar y devolver al equipo el cariño y la dedicación que sienten que reciben.

Grandes deportistas del futuro que cuidan en el terreno de juego de su propia vida y de la de su entorno. Pura filosofía las Latas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *